Historia del Colegio San Miguel

 

antiguo-director

Fundador del Colegio: D. Miguel Lucena Márquez

Actual Director: D. José Miguel Méndez Domínguez

EL COLEGIO


Con motivo de la cercanía del centenario de la fundación del nuestro colegio San Miguel, hemos decidido poner en marcha esta publicación con todo el cariño y la ilusión con la que cada día se enseña en esta escuela.

Aunque han pasado bastantes años desde que en 1930 Don Miguel Lucena Márquez se embarcara en la dura y ardua tarea de poner en pie un centro de estudios como nuestro colegio San Miguel, los valores no han cambiado. A pesar de los años, en nuestro colegio el sistema educativo, la intención, la energía, los valores y los objetivos son los mismos.

Cada mañana el profesorado se entrega a la delicada tarea de formar personas y tenemos la absoluta certeza de que cada maestro y maestra lo hace con total entrega y dedicación. Por ello, numerosas familias siguen contando con nosotros año tras año, confiándonos uno de los acometidos más importantes para unos padres: la educación de sus hijos. Sin más, os invitamos a pasar.

colegioantogio

1930. Fundación del primer Colegio

historia

 


El colegio se funda en Enero de 1930, basando la educación en una estrecha relación entre el Colegio y la familia.

Encaminando siempre a la mejor formación pedagógica y moral al alumno. Inculcando siempre el amor, el respeto y la obediencia como los pilares para conseguir la mejor formación del alumno. Con anhelos y deseos de elevar su cultura.

La educación es algo permanente, que debe estar en todos los momentos docentes mientras que la instrucción, que es el conocimiento de las materias que integran las diversas asignaturas,no calarán en lo hondo del alumno si no hay un deliberado afán de atender y de respeto.

A su fallecimiento cogió la dirección su hijo Ricardo Lucena Ruiz, tarea que mantuvo hasta finalizar el curso 78/79.

visiondirectiva8A partir de esa fecha ya se hizo cargo del mismo el actual director del Colegio, José Miguel Méndez Domínguez. A pesar de los años, en nuestro colegio el sistema educativo, la intención, la energía, los valores y los objetivos son los mismos.

Cada mañana el profesorado se entrega a la delicada tarea de formar personas y tenemos la absoluta certeza de que cada maestro y maestra lo hace con total entrega y dedicación. Por ello, numerosas familias siguen contando con nosotros año tras año, confiándonos uno de los acometidos más importantes para unos padres: la educación de sus hijos.

Hoy en día toma el relevo en la dirección D. José Miguel Méndez. Comenzó la dirección del Colegio en septiembre de 1979. A través de todos estos años hasta la actualidad se ha pasado por diferentes vicisitudes pedagógicas. En esa época radicaba la EGB (Enseñanza General Básica), con enseñanza obligatoria hasta los catorce años. Posterior mente vino la LODE (Ley Orgánica de Derecho a la Educación), luego la LOE (Ley Orgánica de Educación) y por fin la LOGSE (Ley Orgánica General del Sistema Educativo). El colegio San Miguel había crecido y lo conformaban cinco edificios, contando en 1979 con seis aulas de Educación Infantil y dieci séis de EGB. Al llegar a la LOGSE, hubo que eliminar el edificio primero en su fundación por imperativo legal, contando en la actualidad con tres de Educación Infantil, seis de Primaria, dos de Especial y una de Apoyo a la Integración.
Siempre se ha mantenido el espíritu cristiano desde su fundación.

A pesar de que con la nueva ley la asignatura de religión es voluntaria, la adscripción del alumnado es del cien por cien.

visiondirectiva11 (Large)Actualmente el centro está ubicado con dirección única en la calle Marqués de Nervión, número 77. Seguimos involucrando en nuestro alumnado los pilares básicos del amor, el respeto, la obediencia y el esfuerzo en el trabajo como único camino para lograr la meta de la mejor preparación para el futuro de los mismos. Al concluir la Educación Primaria, y hasta completar la enseñanza obligatoria a los dieciséis años, nuestro alumnado continúa en el centro adscrito de Sagrada Familia de Urgel.

Como director del centro, y habiendo vivido durante más de treinta años el día a día del Colegio San Miguel, sus valores, su finalidad educativa, trabajando codo con codo con buenos profesionales, compartiendo tiempos de bonanzas y épocas más ajustadas, no puedo concretar en pocas palabras lo que significan todos estos años.

En un principio quiero recordar algunas de las personas que han dado su vida por el Colegio San Miguel, que fueron pilares fundamentales de nuestro saber estar, grandes profesionales que hasta el momento en el que nos dejaron fueron magníficos educadores, y no sólo de conocimientos, sino del espíritu; la fórmula que queremos hacer llegar a nuestros alumnos, lo necesario para crear personas más allá del alumnado. Puedo recordar entre otros a Juan Morillo, José Luis Domínguez, Isabel Álvarez, Luciana Salamanca, Rafael Ramírez, Pilar, Ana Villegas, Mª Antonia, Mª Teresa, Rita González, Padial, José Antonio… Es de justicia ponerlos en nuestra memoria al menos unos instantes por todo lo que han significado para el Colegio San Miguel y su labor durante tantos años.

En segundo lugar, tengo que agradecer el apoyo que siempre ha tenido nuestro colegio por parte de las familias que nos han encomendado la educación de sus hijos. Son muchos los hijos de antiguos alumnos que tenemos actualmente escolarizados y cada vez más vienen solicitando plaza personas que han oído hablar de nosotros y de nuestro trabajo a través de otras familias con hijos ya escolarizados.

Esa confianza de los padres representa para todos nosotros un orgullo, una sensación de confianza en que nuestro trabajo obtiene la respuesta positiva por parte de las familias que nos reconocen la labor decente a la que nos dedicamos. Ese prestigio representa para nosotros un valor comercial cuyo precio, si se pudiera calcular, sería imposible pagarlo.
En tercer lugar, recordar la labor del AMPA, que siempre ofrece su colaboración y presenta una ayuda insustituible. Nuestra sociedad de hoy en día es muy distinta a la de hace 50 años, los valores fundamentales que definían la educación.