Un huerto escolar es, sin duda, beneficioso para la educación y la salud de los niños y niñas ya que representa un lugar para aprender sobre la naturaleza, la agricutura y nutrición. Ayudamos a concienciarlos sobre el respeto al medio natural y conseguimos crear dinámicas de trabajo en grupo que crean un motivo de orgullo para todos.

Las semillas y planteles ya están recibiendo el agua de las lluvias y esperando a que el sol sea el último eslabón de esta cadena que formamos todos para conseguir el mejor de los resultados. Poco a poco iremos incorporando imágenes de la evolución de nuestro Huerto San Miguel 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.